domingo, septiembre 20, 2009

Caminito del Chamorro




Ay lucero Matagañanes

a tí quién te despierta

caminito del Chamorro

carril de ilusiones yermas.


La luna se va meciendo,

blanco y redondo pañuelo,

en los alambres del sueño

el solitario mochuelo.


Manos, pies, pellejo duro,

sombrero de esparto, mirada quieta,

pasos dormidos entre los cardos,

sobre terrones y suelas secas.


Y al mediodía vendrá el Sol,

con el calor de su fatiga.

quién quemará con su sudor,

las esperanzas de tantas vidas.

Etiquetas:

5 comentarios:

Blogger kinisantos ha dicho...

Precioso poema Aureliano!!
Como siempre sorprendiendo con el más original de los post!!
Tu blog me reconforta y me transporta a la Gerena de mi niñez, a la Gerena legendaria, a la Gerena de mi alma!!
Un saludo...

21 de septiembre de 2009, 0:55  
Blogger Belén ha dicho...

Al menos lo cantan en poesía!

Besicos

21 de septiembre de 2009, 8:23  
Anonymous José Juandel Valle Ramírez. ha dicho...

Hola Aureliano, muy bueno este poema que nos regalas. El Chamorro es para los gerenenses todo un símbolo de trabajo duro en las labores del campo y así queda recogido en el dicho popular.

"Mah caló que´nel Chamorro".

23 de septiembre de 2009, 17:13  
Blogger Aureliano Buendia ha dicho...

Me alegra lo que me dices Joaquín. Sabes, por experiencia, que sólo es interesante fabricar entradas si hay al otro lado de la red alguien que conecta con nuestros pensamientos. Y claro nosotros siempre conectaremos con Gerena, forma parte de nosotros.

Saludos Belén... escritora, cierto que la desesperanza con poesía es siempre más llevadera. Por cierto; ¿escribes poesía?

Y José Juan; lo que dices es la razón por la que escribí el poema; la fama del Chamarro ha cruzado en nuestro pueblo generaciones enteras; los nacidos... los enterrados... e incluso los gereneros por concebir. Siempre recuerdo en la boca de mis mayores cada vez que me quejaba del calor: <<¿Calor?, ¿Esto es calor? Calor en el Chamorro. Eso si que era calor.>>
Lástima y suerte que no me cogiera el Chamorro de paso, pues seguro que en alguna parte de sus poros estaría la inspiración que me hiciera terminar este poema.

Buenas Noches

23 de septiembre de 2009, 23:06  
Blogger Pelayo ha dicho...

Las cosas que me he perdido durante todo este tiempo...pero ahora, no se si más que antes, me reconforta leerte. Cada una de estas entradas que encuentro, son pequeños tesoros. Que más te voy a decir monstruo, solo puedo darte las gracias.

6 de octubre de 2009, 13:36  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal