viernes, febrero 22, 2013

Febrero

Suerte que aún nos quedan
algunas noches de frío;
para buscarnos, para enredarnos;
bajo un tapijo caliente.

Y el viento susurrará fuera,
y en tu cuerpo; el tiempo;
en cada aire, en cada soplo,
como un gemido.

Porque aún camina febrero,
entre las mieses de tu espalda.

Y yo,
con el corazón tan pequeñito,
y tan comido de chinchetas.

Que si me pierdo
 de madrugada,
y voy sonámbulo
 por los rincones,
andaré pendiente
 por si te encuentro
entre las letras
 de las canciones.

1 comentarios:

Blogger Erna Ehlert ha dicho...

Estoy muy contenta porque te acuerdas de los paseos a lo largo del mar.


Me gusta tu poema y mucho.

3 de marzo de 2013, 23:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal