miércoles, enero 16, 2008

Un barco, tres personas, una farola y una niña que duerme.

Hoy propongo una fotografía de hace dos veranos. Me asomé a la ventana y ante mí aparecía una de las mayores fiestas de luz y color que jamás pasaron por mis sentidos, enfoqué mi pequeña cámara, apreté el botón y atrapé un extraño mar morado, tinto y rosado. Ahora os invito a compartirlo.
Además os propongo un sencillo juego, buscar en la foto tres cosas, es muy sencillo, debéis encontrar un barco, tres personas caminando juntas y, por último, una farola.
Pues bien, si ya habéis encontrado las tres cosas, enhorabuena sois humanos avispados, pero eso solo, avispados, para un premio Nobel hay que reunir algunas cualidades más.

Ahora debéis pensar en una cuarta cosa por buscar, en lo que queráis, podéis imaginar algo material, da lo mismo no me asustaré por muy extravagante que sea.
¿Lo tenéis ya? ¿Si?. Pues eso, os parecerá imposible pero, sea lo que sea, también está en la foto.

Bueno en realidad no se ve por la curvatura terrestre, pero detrás del Atlántico, a miles de kilómetros, en América, o en alguna isla del camino, al otro lado del mar ahí esta esperándote.

Yo también acabo de hacer el mismo ejercicio y me he sentido triste, pues al intentar pensar algo que deseara ver en la foto me acordé de esa preciosa niña de cinco años que desapareció en Huelva. ¿Dónde estará esa criatura? Por amor de dios que esté ahora mismo durmiendo calentita y sumida en un dulce sueño. Y que mañana, al despuntar el alba, despierte en su cama con un beso de su madre. Nada tengo que añadir, duerme y sueña preciosa.

A.B.

Etiquetas:

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal