lunes, enero 07, 2008

Caracoles frente la cueva de Periquillos de los Palotes

El verano de un caracol de la cueva Periquillo es largo, apiñados en lo alto de un poste, huyen de un posible incendio. En sus genes llevan escrito el mensaje del fuego, cerca del suelo es mortal, pero a media altura las posibilidades aumentan. Aguantan semanas, meses, duermen en el estío, esperan pacientes que lleguen las lluvias de otoño, si llegan...




Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal