lunes, enero 07, 2008

Flora de Gerena, orquídeas silvestres.


Alguna vez pensé en patentarlas, pero caí en la cuenta que no las había inventado yo, tampoco descubierto, ni diseñado. Yo no elegí sus colores; el azul puro, el amarillo sugerente.
De buenas ganas me convertiría en una abeja para sumergirme en el festín de colores, aromas y belleza de las orquídeas silvestres.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal