jueves, noviembre 04, 2010

Noticias que te dejan el cuerpo raro





Noticia que daba ayer el Telediario:

EL PARO:

EN EL PAIS VASCO ES DEL 8 %.

EN ANDALUCÍA DEL 28 %.

El mismo telediario decía que la economía del País Vasco estaba sustentada por la industria y que la de Andalucía en la construcción y el turismo.


¿Alguien me puede explicar si la culpa es de todos nosotros los andaluces en general? ¿O de algunos más que de otros?

¿Qué deberíamos hacer para que, a partir de mañana, nos pareciéramos más a los Vascos?

(No me digan que ponernos a construir casas con chapelas en vez de cascos. No está la cosa para bromas).






Etiquetas:

4 comentarios:

Blogger DANI ha dicho...

No creas todo lo que dicen, en Catalunya también había industria y se la cargaron :(

Un abrazo amigo

5 de noviembre de 2010, 23:24  
Blogger La sonrisa de Hiperión ha dicho...

LLamar a nuestros Aitor?
jajaja

Saludos y un abrazo.

6 de noviembre de 2010, 10:44  
Anonymous José Juan del Valle Ramírez. ha dicho...

Salud a tod@s.

Hola Aureliano, antes que nada felicitarte por el chiste final de la chapela que tié to-l´arte.

Para responder a las preguntas que planteas y sin extenderme mucho diría que el pueblo andaluz ha sido engañado muchas veces a lo largo de su Historia y que el Estatuto de Autonomia (el viejo y el nuevo) son una muestra más de lo que digo. Andalucia en el plano productivo sigue siendo una economia dependiente, de la administración central del Estado español y del mercado internacional, esta situación en si misma ya es generadora de desigualdades sociales y pobreza, un rasgo distintivo y estructural de nuestra tierra. En pocas palabras la economia andaluza está en manos de intereses exógenos y la mayor parte de lo que se produce sale de nuestra comunidad sin generar valor añadido, es decir nuestros recursos naturales son explotados y transformados en productos de consumo por empresas la mayoria de fuera de Andalucia. Esto supone grandes perdidas para nuestra economia ya que el valor de lo que consumimos es mayor de lo que producimos por lo tanto se genera dependencia del exterior. No creo que sea cuestión de autoflagelarnos y sentirnos culpables de la situación ni de compararnos con otros pueblos, el problema a mi parecer radica en el desconocimiento de nuestra propia sociedad, de las causas del desempleo y la pobreza de nuestra tierra y que la única salida es a través de la socialización de los recursos economicos con mayor participación de empresas y trabajadores andaluces. Esta conciencia colectiva es lo que hace falta y el medio de alcanzarla es a través de la Educación. La escuela en Andalucia no se esfuerza lo suficiente en explicar a los estudiantes que es Andalucia, su historia y sus problemas y esto tiene como consecuencia una total falta de conocimiento y por tanto de conciencia de la realidad de nuestra tierra. Hasta que esto no cambie, es decir, hasta que no aprendamos a aprender de nosotros mismos, pienso que de nada servirán ni las autoculpaciones ni las comparaciones.

Saludos.

7 de noviembre de 2010, 11:25  
Blogger Aureliano Buendia ha dicho...

Yo creo que la culpa es toda nuestra y que no hace falta buscar muchas razones de fuera.

Y sí es necesario autoculparse. Pues para que haya soluciones debemos tener claro dónde está el problema.

Se me viene a la memoria el caso, como ejemplo, de las tribus del Amazonas: han necesitado poco para subsistir, o mejor dicho: han tendido que inventar poco para conseguir cubrir sus necesidades. Por tanto el indio del Amazonas vive de lo que caza, de lo que recolecta y no ha precisado de inventos industriales para desarrollarse.

La necesidad es la gran maestra de todo. Los andaluces, a pesar de las muchas necesidades que nuestro pueblo ha pasado, hemos tenido bastante para sobrevivir con lo que nos ha proporcionado el sector servicios, lo que nos ha aportado el sector de la construcción y quizás, también, los subsidios. Los jóvenes no han necesitado de grandes preparaciones para trabajar: o se trabajaba en la construcción, o de camarero, o en lo que iba cayendo. Los empresarios andaluces tampoco han tenido por qué crear cosas más complejas, o asumir otros riesgos; nuestra economía se ha basado en la comodidad y los empresarios han dispuesto de su capital en base al riesgo y a las ganancias (como todos).

Por eso creo que la culpa de que a los andaluces nos esté golpeando de forma brutal la crisis económica es sólo nuestra. Además no debemos olvidar que desde hace largos años hemos “gozado” del autogobierno, es decir, hemos sido nosotros mismos los que hemos diseñado nuestras políticas, en temas tan importantes como: educación, urbanismo...

Dicen que las crisis son buenas ocasiones para aprender de los errores.
¿Seremos los andaluces capaces de crear una nueva estructura económica que no dependa de la construcción y del turismo?

7 de noviembre de 2010, 19:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal