domingo, abril 20, 2008

Momento canalla



Morena, lánguida y estirada su figura, dibujada por el sol, acariciaba la arena. En nuestras piernas salpicaba la espuma del mar más nervioso que jamás vi.
Su pelo se confundía con mis dedos y, al acariciarle la cintura, no pude resistir más su semblante de cobre y me senté de su mano a la orilla del amor. Le miré a los ojos. No dijimos nada. Le di un beso. Me pegó una ostia y una patada en los cojones que me ha mandado a este maldito hospital desde donde ahora escribo. ¡Será canalla!

Etiquetas:

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

ESTO LO HAS ESCRITO TU ?

23 de abril de 2008, 11:36  
Blogger Aureliano Buendia ha dicho...

Lo escribí un viernes 11 de junio de 1.993. En esos años en que los desengaños amorosos se daban tras cada domingo.

El original tenía algunas palabrotas más que he tenido que limar para no perder el escaso prestigio adquirido.

26 de abril de 2008, 16:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal