martes, octubre 07, 2008

Mi Colección de las Cosas Simples.

Nada, tendré que seguir esperando la inspiración, si es que ésta vuelve.

Se me ocurren muchas cosas que escribir pero sin motivación es imposible.

¡Pero bueno!. Mi Blog no se llama "Los Escritos de Aureliano el de Gerena". Su nombre es “Las fotos de” no “Los textos de”.

Pues ahí van. Más fotos de mi colección de las cosas simples.
Que sirvan para entretenerme a mi y a la parroquia. Mientras regresan las musas. Si es que regresan.



EL TORO.






LA BALLENA.






EL NÚMERO.






DRAGONCITO ALADO.








GEOGRAFIA VAPOROSA



De vez en cuando aparecen. Por allí arriba. Sólo hay que mirarlas e imaginar.
Saludos.

Nota: Si le gustó la entrada, recuerdo que ya publiqué otras fotos de nubes en el pasado mes de mayo. Pincha aquí si quiere verla o recordarla.

Etiquetas: ,

8 comentarios:

Blogger tartésico ha dicho...

Desde luego Aureliano, no dejas de sorprendernos, mira que ponerte a hacerle fotos a las nubes... eso solo se le ocurre a los locos o a los artistas.
De loco no tienes un pelo, pero de arte y originalidad vas sobrao.

8 de octubre de 2008, 4:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Permíteme añadir lo que ve mi imaginación, la primera me recuerda a un chivito en la postura que adopta para mamar de su madre,la cabeza a la izquierda. y en la foto tercera veo claramente un caballito de mar. Como siempre nos haces pensar e imaginar, gracias.

8 de octubre de 2008, 10:03  
Blogger ALVARO ARIAS ha dicho...

Genial, Aureliano. Vuelvo a lo mismo; ¿por qué no tenemos tiempo para detenernos en algo tan hermoso como descubrir figuras caprichosas en las nubes? Algunos dirán que son cosas niños. ¡Aburridos!

Gracias por recordanos estos pequeños detalles en los que ya casi nadie repara.

8 de octubre de 2008, 11:13  
Blogger Pelayo ha dicho...

Supongo que aquí valdría eso de "una imagen vale más que mil palabras". Muy bueno amigo republicano, muy bueno.
La de geografia vaporosa es la ostia.

8 de octubre de 2008, 11:53  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Recuerdo en el instituo, que en la clase de dibujo, cuando me mandaban hacer uno artístico, me llevaba horas y horas para que me saliera perfecto, el resultado era muy mono y casi siempre conseguía un notable. Pero curiosamente mi hermano, que estudiaba conmigo, lo hacía en unos minutos, y el profesor, "traidor", le daba un sobresaliente, porque el "tenía más arte".
Te cuento esta anécdota porque me recuerdas a mi hermano, como dice tartésico ver estas cosas es de un artista, no necesitas escribir para seguir sorprendiéndonos.
Sigue así.

8 de octubre de 2008, 20:37  
Blogger LEONARDO ALANIS ha dicho...

¿Imaginas por un momento que de cada una de esas nubes cayera una lluvia afín a su forma? ¿Qué nos caería del dragoncito alado?¿Y del toro? ¿Qué lluvia nos traería la geografía vaporosa? ¿Sólo caería números desde el"3", o también, los tres reyes magos, los tres cerditos...? Permíteme,por favor, el atrevimiento de darte una modesta idea para superar tu breve crisis de inspiracón. Podrías escribir el cuento que corresponde a tan bellísimas ilustraciones, un cuento para contar a tus niños... Si quieres, te ayudo. El copyrigth sería tuyo, naturalmente.

8 de octubre de 2008, 22:11  
Blogger J. M. M. Limia ha dicho...

Estoy con Pelayo, la "Geografía vaporosa" es cojonuda. Pero en desacuerdo con Tartésico, no creo que seas un artista, estás como una puta cabra (con perdón). Y la vida sería una puta mierda sin tu maravillosa locura que se pone a mirar las nubes en vez de mirar la televisión.

Y hablando de locos, por si acaso la palmo antes que tú, aquí te dejo un posible epitafio para la tumba: "Apruebo que te lo llevases más cerca, pues el anciano no podía ya ver desde la tierra las nubes".

9 de octubre de 2008, 13:41  
Blogger J. M. M. Limia ha dicho...

Perdón, se me olvidó decir que el epitafio no es mío. Es de un autor del siglo III d. de C. (aunque yo lo he cambiado un poquito) y se lo dedicó a Tales de Mileto.

12 de octubre de 2008, 21:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal