sábado, enero 10, 2009

El fiel de la balanza.



"Según las últimas cifras suministradas por fuentes médicas palestinas, ya son más de 820 los muertos en la franja tras dos semanas de bombardeos y una semana de combates entre los soldados israelíes y los militantes. Según el ministro de Sanidad de Gaza, de la cifra de muertos más de un tercio son niños."

"Según Radio Israel, hasta el momento, trece israelíes, entre ellos 10 soldados, han muerto desde que comenzó la ofensiva."

"Mientras el conflicto en Oriente Próximo está lejos de solucionarse se ha conocido que Estados Unidos ha comenzado los trámites para alquilar un buque mercante con el que transportar armas a Israel desde Grecia este mes. El Pentágono admite la existencia de este envío, pero niega que esté relacionado con el conflicto en la franja de Gaza."
"Documentos oficiales a los que ha tenido acceso la agencia Reuters revelan que el barco tiene previsto llevar en 325 contenedores "munición" en dos tandas desde el puerto Astakos griego hasta el israelí puerto Ashdod, a mediados o finales de este mes. Según un portavoz del Pentágono, el barco transportará munición dirigida a la reserva estadounidense de armas en Israel."


POR: Aureliano.

Históricamente el pueblo judío ha sido perseguido, humillado, desterrado y maltratado. Nosotros mismos, los cristianos, tenemos alguna que otra vergüenza antigua con ellos.

El nazismo los masacró en el mayor genocidio de la humanidad. Sobre todo por la técnica y la infraestructura sistemática utilizada en pos del exterminio. Los alemanes los trataron como animales. Ganado desnudo que se llevaba al matadero. Y ellos, los propios judíos, no opusieron una contumaz resistencia. Parecía que asumían su final, por la razón que fuera y que desconozco, no tuvieron el arrojo suficiente para haberles puesto las cosas difíciles a sus verdugos.

Quizás esta falta de fuego en la sangre hiciera que a los supervivientes, que a los hijos de estos supervivientes y a sus nietos, les haya crecido dentro un dolido sentimiento de "no volverá a pasar".

Tanto desprecio acumularon, que ahora madura en una visceral defensa hacia cualquier cosa que pueda amenazarles. No creen en el diálogo, sólo en la destrucción, piensan que si matan a su enemigo desaparecerá el dolor. Pero... ¿no se dan cuenta que tendrían que matarlos a todos y volver a las andadas pero con el papel contrario?

Y, encima, como las casualidades no existen, esta guerra esta ocurriendo a escasas semanas de unas elecciones en Israel. Fea forma de retener el poder y conocida táctica muy empleada por los fuertes, no hace falta nombrarlos, tirar bombas, misiles inteligentes, operaciones relámpago, tormentas del desierto, tecnologías macabras al servicio de los índices de popularidad.

El fiel de la báscula decidirá quién ganará las elecciones. Mierda de balanza dónde unos muertos valen más y otros menos. Se cambian al peso, cadáveres por votos. Triste democracia, puercos demócratas.

Etiquetas:

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

No es por casualidad que a lo largo de la historia, al pueblo judio se le haya expulsado de todos los sitios.Se les expulsó de Egipto, de España, de Alemania... Se les echó porque la casta judia es más lista que las demás (vease el número de premios nobel judios). Esta inteligencia la han utilizado siempre para aprovecharse de los demás, siempre han sido usureros, prestamistas, siempre han tenido el dinero, por eso, siempre los echaban de los sitios, porque eran tan listos que siempre se quedaban con todo.
Hoy en dia todo es igual, los judios siguen dominando el mundo, las joyas, las armas, el petróleo, los bancos, los gobiernos ( sobre todo el américano), lo dominan todo y por eso hacen lo que quieren, nos tienen cogidos por los huevos. Y si no pregúntenselo a la ONU.

10 de enero de 2009, 23:29  
Blogger Aureliano Buendia ha dicho...

Los judíos históricamente fueron maltratados por ser una minoría diferente. No hace falta buscar más razones que la utilización política de este hecho.

Un país estaba pasando una grave crisis, y los políticos utilizaron a esta minoría para canalizar la ira y el descontento popular. Y de paso autoproclamarse los salvadores, los defensores y protectores de la “raza”.(Pensaban la buena).

La culpa del exterminio sistemático de una minoría, o del continuo desprecio recibido durante siglos, no es de esas personas que con su esfuerzo, con su trabajo y su dedicación labran su prosperidad y la de la sociedad donde viven. No porque recen a otra cosa, o coman cordero rayado.

La raza humana aprovecha su inteligencia para abusar de los demás, eso no es particular de los que lleven sombrero redondo o barbas peinadas a trenzas. No entremos, por favor, en peligrosas xenofobias.

Condeno la violencia, la que emplea el Estado Israelí contra el pueblo palestino. También la que usan los guerrilleros de Hamas contra los israelíes. Pero sin perder de vista las proporciones. ¿Si un etarra asesina a quién se le meta entre ceja y ceja, se nos ocurre mandar un helicóptero apache a fulminar la casa dónde creemos guarda su mala leche, y llevarnos de paso por delante a todo cristo que viva bajo el mismo techo?

11 de enero de 2009, 22:41  
Blogger kinisantos ha dicho...

Buen comentario Aureliano, como bien dices, es propio de la raza humana pisotear al debil...
Somos así, el ser humano, no un pueblo u otro, todos....Homo sapiens sapiens...!!!

14 de enero de 2009, 0:33  
Anonymous Diego ha dicho...

Desde luego, en Israel los cadáveres palestinos son un cero a la izquierda y el pan nuestro de cada día. Su triste pasado, la sensación de hostilidad exterior y los ataques suicidas o con cohetes (que ellos mismos causan con su terrorismo de Estado) les han llevado a una locura colectiva digna de la Alemania de finales de los años 30.

Como bien dices, pisotear al débil da muy buenos resultados electorales en situaciones como esta, aunque no puedo dejar de verlo como un intento de golpe maestro por parte de Olmert para dejar un legado "positivo".

Muchas gracias por sus elogios, Aureliano. Es un placer que me lea.

Un abrazo.

15 de enero de 2009, 18:29  
Anonymous El anónimo de antes ha dicho...

Si entremos por favor en peligrosas xenofobias, hay que ser xenófobos con los que queman vivos a niños con dos añitos. Hay que eliminar a todo aquel que duerma a pierna suelta después de matar de un balazo a una niña en los brazos de su madre.
Xenofobia significa odio y repugnancia hacia los extrangeros, y eso es exactamente lo que yo siento con respecto a los israelies. ¿tu no?.

16 de enero de 2009, 1:48  
Blogger Aureliano Buendia ha dicho...

Anónimo. El fallo que, a mi parecer, le encuentro a tu forma de pensar es que no defines bien tus odios, esto te lo digo con todos mis respetos. Tu dices que por los israelíes sientes odio y desprecio y yo me pregunto, ¿Por todos?, ¿Sólo por los que matan?, ¿Por los viejos?, ¿Por los jóvenes?, ¿Por los altos?, ¿Por los bajos?, ¿Por todas las edades y condiciones?, ¿O sólo por los asesinos? No me queda claro este tema en tus exposiciones.

Si me dices que por todos entonces te parecerás mucho a los sionistas que odian al pueblo Palestino por encima de quienes y de por qué. Eso es xenofobia. Yo odio al militar que hoy disparó contra una vivienda y mató a criaturas inocentes. Más que odiarlo, desprecio su cobardía. Lo detesto. Pero no por ser judío, si no por ser asesino. A ese hay que juzgarlo y castigarlo. No comparto tu opinión de eliminarlo. Los paredones no van con la evolución de nuestra especie. Son un terrible paso atrás.

Creo que prejuzgar a un colectivo sin conocer a sus individuos es una de las formas de ignorancia más peligrosas. La misma ignorancia que la mayoría de los Israelíes profesan hacía el pueblo palestino. Y no quiero ser como ellos.

17 de enero de 2009, 1:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Los israelies tampoco definen bien sus odios, matan a los viejos , a los jóvenes, a los altos,a los bajos, a los de todas las edades y condiciones.
Es probable amigo Aureliano, que el dolor de estómago, la rabia, la impotencia, la sensación de injusticia que me producen las noticias que recibo de Palestina, produzcan en mis escritos un efecto generalizador, es decir, que mi desprecio, se canalice de forma que abarca a toda la población israeli. Obviamente habrá algunos judios que no estén deacuerdo con estas matanzas, pero casi seguro que son muy pocos. A estos hay que sacarlos del ajo,pero a los demás hay que sacarlos de Israel, porque esa no es su tierra.
Que Barak Obama les busque un terreno en su pais, que dejen en paz a los ancianos palestinos que vivieron en su tierra desde siempre. Que se vayan a tomar por el culo.
En cuanto a los paredones, desgraciadamente, forman parte de la evolución de nuestra especie, el mundo siempre ha estado lleno de paredones, no nos olvidemos que el hombre es malo por naturaleza, y mientras más listo sea, más asesino.
Por supuesto que el ser humano siempre está dando pasos atrás en cuanto a moral y humanidad, solo avanza cuando se trata de inventar un móvil de última generación o una bomba super destructiva. Sus instintos de supervivencia lo obligan a actuar de esa forma. Solo se puede solventar un poco este problema con una educación en los valores sociales y humanos.
Los judios sufrieron en sus carnes estas injusticias sociales, ¿ porqué ahora ellos actuan de igual forma con otros seres humanos?
Por que son unos hijos de puta.

17 de enero de 2009, 3:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal