viernes, abril 17, 2009

La duda.

Ya lo dije otras veces, el debate de la presunta ocultación de los restos arqueológicos que aparecieron en “Jardines de Gerena” está en el Blog del amigo Limia. Y entorno a él nos acercamos todos los que demandamos más información, pues para muchos no nos han sido suficientes las respuestas aportadas por nuestras autoridades.

Limia siempre ha mantenido la presunción de inocencia. Es más, por sus escritos deduzco que ese es su gran deseo. (También el mío). Seguro que si por llamar mentiroso a nuestro alcalde mañana tiene que pedir perdón, le satisfará infinitamente más que arrastrar toda su vida la incertidumbre de no saber que hay debajo del cemento.

Los que amamos la Historia, los que amamos Gerena, queremos también a las gentes que la habitan; a los vivos y a los muertos; sobre todo a los recientes, pero también a los que murieron hace miles de años; queremos saber de ellos, qué hacían, qué comían, de qué enfermaban y, sobre todo, si eran felices. Eso es lo que nos interesa de este asunto, nada más que eso, que quede claro.

Comprendo que a Limia no le quede ya paciencia. Yo, por mí, lo mismo hubiera aguantado unos meses o unos años. Pero él es inconformista, eso es bueno para la mayoría, y dice las cosas con respeto pero agriamente, pues piensa, con razón, que no se merece el silencio y tiene el derecho a la verdad. Es tenaz y razona lo que escribe, por eso lo admiro.

No debemos desviarnos del tema con la cuestión de Tartessos. Limia no ha dicho que aquello fuera Tartessos, dice que puede un señor llevarse 100 años haciendo cosas maravillosas y no ser suficiente para que se le perdone un error grave, pues quizás así nunca descubriríamos Tartessos, y si aceptamos esto tendríamos que abandonar un precioso sueño. Así lo he entendido yo.

De todas formas si hay restos, siguen allí. Lo que sea está allí, enterrado bajo una calle o varias casas. Así que hay dos opciones; o un informe de un arqueólogo de cuando ocurrieron los hechos, cosa que repito hasta la saciedad deseo de veras exista. O hacer ahora varias catas y que un arqueólogo de un organismo competente realice un estudio serio.

Sé que es un tema que levantaría ampollas, pues las casas tendrán sus dueños y demasiados problemas les han ocasionado ya los del “ladrillazo exprés” como para que vengamos ahora a tocarles los cojones. Pero digo yo; ¿Se puede levantar una trocito del parque? Seguro que habrá zonas donde se pueda estudiar sin tener que tocar las casas, ¿no?

No sé si lo que digo es una barbaridad, reconozco que no tengo ni idea de yacimientos arqueológicos. Pero el otro día vi en el Patio de Banderas, en pleno centro de la Sevilla monumental, una importante cata arqueológica, ¿No se puede hacer lo mismo en varios metros cuadrados de Jardines de Gerena?

Si aquello se estudió y documentó, según dicta la legislación, nos quedaremos tranquilos y felices. Luego quién se haya sentido ignorado por sus representantes será libre de votarlos o no. Pero como tengamos la desgracia de que no se documentara nada y que lo único que quedó por encima del hormigón fueron varias fotos malas y una inmensa duda, entonces, no nos debemos conformar con un “lástima ya es tarde”, habría que mirar la formula de luchar contra esa duda.

Los días pasan y sólo quedó claro que la Justicia hablará, ¿qué esperan que mientras tanto nos olvidemos?

No queremos culpables, queremos que se nos convenza. Pero no con fe, ni con paciencia, con pruebas.

Esta es mi humilde opinión. Saludos a todos.

Etiquetas: ,

4 comentarios:

Blogger tartésico ha dicho...

!Qué lástima! Como me hubiese gustado ver esas tumbas.

17 de abril de 2009, 1:15  
Blogger J. M. M. Limia ha dicho...

Hubiera sido incapaz de escribirlo mejor: "No queremos culpables, queremos que se nos convenza. Pero no con fe, ni con paciencia, con pruebas". Magnífico.

Lo de Tartessos lo has entendido perfectamente, pero ojo, no es, en absoluto, descartable que haya aquí una ciudad tartésica enterrada.

En cuanto a lo de las catas. No sé. Quizás lo primero es que los que lo vieron digan, con pelos y señales, cuál es la localización exacta del yacimiento. Y después ya veríamos.

Saludos.

17 de abril de 2009, 12:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Esa es la duda,dudamos de las palabras del alcalde,dudamos de los arqueologos,dudamos del seprona,dudamos de todos, donde no dudamos es en afirmar que alli hubo restos arqueologicos y quien sabe sino "Tartessos".
La maldita duda,la maldita Politica.

17 de abril de 2009, 13:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Algunos estan escondidos como la monja que se ve detras de la reja de tu foto de hoy, Aureliano.La verdad por delante, pero la autentica. Sigue asi.

17 de abril de 2009, 15:53  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal