lunes, abril 13, 2009

Mejor, siempre, de tu boca.

No me interesan los que llegan antes, ni los más rápidos. Sí los que llegan lejos. Será por eso que me cae mejor Julio Verne que Fernando Alonso.

No me atraen aquellos que ganan siempre o casi, son más interesantes los que ganan una vez y de vez en cuando. Nunca les perderemos la sorpresa a una remota victoria. Será, por eso, que nunca fui de ningún equipo "grande".

No son mejores, ni peores, las que más piel enseñan, pero prefiero las que mejor se mueven; Esas diosas que saben desnudarse de los ojos para adentro, y que encierran en los labios miles de placeres y fantasías, que saben insinuar mejor que mostrar; Criaturas de Dios como, por ejemplo, Sofía Loren.

Mejor ser enamoradizo a ser listo. Mejor querer a ser querido. Mejor amar a ser amado. Mejor poeta que notario.

Mejor el susurro al ruido. Y las palabras justas a las empachas. Mejor la voz del acordeón al escape de una Harley. Cuestión de gustos para las orejas. Ser infiel a los gustos también es posible.

Mejor un motor bajito a un ingenio de mil caballos. Un corazón tenaz que no pierda el paso, que sea capaz de llevarte a cualquier sitio; Por ejemplo, a Mértola.

Mejor un buen libro de piratas y bucaneros a exclusivas de cuernos, puñeterías y amores de tres al cuarto que se sacan a la arena.

Y no quiero saber que te critican, ni conocer puñales de hielo en las espaldas. Mejor, siempre, de tu boca.

Etiquetas:

5 comentarios:

Blogger Owana ha dicho...

me gusta el poema.

Describe a las personas sencillas que no se quedan en la apariencia, sino que buscan algo más allá de ellas.

13 de abril de 2009, 19:40  
Anonymous maria jose ha dicho...

El poema es muy bonito. lo que se describe en el es verdad es que las personas hay que valorarlas por lo que son no porque lo que es y las apariencias siempre se han dicho que engañan bastante. La sencillez es una cualidad que debe de ir con cada uno de nosotros porque al fin al cabo te engañas tu solo.

Un saludo.

14 de abril de 2009, 13:26  
Blogger Pelayo ha dicho...

"Y no quiero saber que te critican, ni conocer puñales de hielo en las espaldas. Mejor, siempre, de tu boca".
Me hubiera gustado escribirlo yo, pero lo has hecho tu. Y te lo agradezco, porque es precioso.

Sabes Aureliano que el amigo que te escribe estas letras le da tanto valor a ellas como tu, pero a veces, estos dedos arrugados saltan despistados al bailar entre las teclas. Tu me entiendes, canalla.
Un saludo

15 de abril de 2009, 0:08  
Blogger Mónica ha dicho...

hola,amigo, tus letras están llenas de sabidurias. La vida está llena de apariencias, y de falsedades, todos queremos ser, y no mostramos nuestra mascara de todos los días, tal vez la máscara del día de fiestas, tal vez esa, con la que menos nos sentimos reconocidos, pero quizas es esa, la que te abre mas puertas. Quizas es porque aún no hemos encontrado, aquella que es la nuestra.

Un beso.

A veces, cuando parece que encontré la mía, aparece una mascara nueva, todos progresamos, pero no debemos de olvidar la esencia, al menos eso intento.

16 de abril de 2009, 12:39  
Anonymous Sargantana ha dicho...

Me parece precioso es una forma sencilla y armoniosa de comentar las cosas más importantes de esta vida....para mi tú poema es como una balaba a la que no le hace falta ni música...TÚ con tus palabras pones las notas...

Un saludo.

3 de mayo de 2011, 18:56  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal