lunes, marzo 16, 2009

Moderno Foro Romano


Como me apasiona la Historia, quiero vivirla intensamente. La vida es tan corta.

Pongamos que esto de la Blogsfera es, por un momento, un moderno Foro Romano dónde pensamos, criticamos, debatimos... D. Jacinto Pereira es nuestro Cesar, así lo ha decidido una gran parte de la plebe. Siendo la plebe también de donde vengo, y no teniendo yo intención de menospreciarme.

Pero ser el Cesar no le exime de dar explicaciones. Por muchas victorias que le aniden en los laureles.

Dicho esto -siempre nos gustó a los oradores comenzar con un preámbulo- digo:

Si presuntamente se embulló -Bella palabra ésta que nos recordó nuestro orador Limia-. Deberá dar explicaciones, pedir excusas y asumir responsabilidades.

Pero, tal vez, nuestro Cesar sea inocente, y todas las acusaciones sean falsas y no pasó lo que dicen que ocurrió. Por cierto, unos hechos que aun no se nos han explicado con claridad, pero que todos nos figuramos. Por tanto... ¿Somos también nosotros presuntos inocentes de imaginarnos el delito?

Esto de la Ley es un lío. Donde se ponga un patriarca Gitano, que se quiten los fiscales.

Después de mi enredada oratoria... y de tanta información interesada por una y otra parte... ¿No sería mejor que nuestro Cesar explicara cómo ocurrieron los hechos?

¿Estuvo usted allí?, ¿Vio los restos arqueológicos?
¿Quién tomó la decisión de tapar en vez de estudiar?
¿Se repartieron en sus narices algunos objetos?
¿Se avisó a algún organismo competente para que visitaran el lugar y valoraran los hallazgos?

¿Es cierto que en Cobre las Cruces también se encontraron enterramientos?, ¿Quién los valoró?

Luego, si quieren, que nos hablen de Juan Antonio, de IU, del IPGE, de la Liberdad Digital y de la madre que los parió. Pero lo primero es lo primero.

Ni sé de leyes, ni quiero de veras, hurgar en la cebadura. Sólo pido conocer la verdad. Los ciudadanos la merecemos pronto y de primera mano. Aun no siendo jueces, aun no habiéndole votado. Pues las dudas son digestiones malas, largas y venenosas.

Habrá que esperar que hable la Justicia, pero también es de justicia que a la plebe se nos hable.

Saludos y gracias a todos por aguantarme.

Etiquetas:

9 comentarios:

Blogger Charly García ha dicho...

Muy de acuerdo contigo Aurelanio. Hay que hacer valer la presunción de inocencia. Pero quien tiene el poder tiene grandes responsabilidades. Jacinto debe explicar lo ocurrido porque es el alcalde, si de un vecino normal se tratase bastaría con lo que dijesen los tribunales.

Si quiere criticar a la oposición que lo haga, pero que no lo haga a modo de cortina de humo. Explicar su versión de los hechos es una obligación.

Un saludo y da gusto que vuelvas a escribir.

17 de marzo de 2009, 1:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me identifico con todo lo que dices Aureliano, con no explicer las cosas dan pie a que se hagan comentarios. No le veo explicacion a esa callada pues si de verdad es mentira como dicen, ¿que trabajo cuesta salir al paso y dar la cara?. Y si fuera verdad? ...entonces si que cuesta mas trabajo salir al paso y decir que me equivoqué.No se donde llegara esto pero lo que si es verdad es que no se solucionara atacando a terceros sin dar explicaciones.Sigue asi.

17 de marzo de 2009, 8:15  
Blogger J. M. M. Limia ha dicho...

Ea, pues está claro, ¿no?. Esperaremos un día más la explicación.

(Muy bueno lo de ciberpitágora)

17 de marzo de 2009, 8:51  
Blogger LEONARDO ALANIS ha dicho...

Hoy, removiendo nuevamente entre "nuestros muertos" de la guerra civil, una señora de 81 años, al hilo de lo que se habla en el pueblo y tratando de "tirarme de la lengua", me contaba cómo, siendo mocita ella, "metí el pie en una de esa tumbas y encontré una jarrita y una lápida con letras que dios sabe dónde andará". "Eso era muy...llegaba hasta...". Es decir, desde tiempo inmemorial se sabe de la existencia de estas necrópolis. Yo, a decir verdad, lo desconocía hasta los mismos días a los que se remontan los hechos ahora célebres. Ya entonces se comentó sobre el hallazgo y los testigos. La cosa pasó un tanto desapercibida. Parece que los testigos callaron como tumbas. Cosa de obras, pensé. A resultas de las fotos realizadas entonces, tiempo más tarde, parece que en período electoral, tuve noticias de algunos entresijos políticos que me desconcertaron hasta el bochorno ajeno si son ciertas. ¿Fueron ciertas? Entonces y ahora, al margen de las consideraciones políticas de unos y de otros, me dió rabia pensar en la oportunidad perdida para dar rienda suelta no ya a mi amor por el patrimonio histórico y la posibilidad de enseñar con él, sino a mi morbosa inquietud por emular a los míticos descubridores de tumbas. Algo con lo que soñé desde niño y algo de lo cual hice desastrosamente en mis tiempos de ingenuo y lanzado estudiante universitario. En fin, me inquieta de todo esto el ambiente generado en nuestro pueblo. Por eso aún no he terminado de madurar una reflexión definitiva. O quizás es que no me apetecen mucho estos lodazales. Ya estas palabras me perturban algo y ando tan necesitado de calma para mis otras muchas reflexiones y elaboraciones profesionales y académicas, que no contestaré de antemano a pretendidos debates sobre la cuestión. Me interesan poco. Hablo aquí con vosotros porque sois mis amigos. Son otros los que deben dar explicaciones y no los modestos ciudadano de a pie. En fin, siempre digo que la política no es más que el firme empeño por organizar la convivencia. ¿Convivimos mejor con todo esto? Creo sinceramente que no. Hay demasiadas heridas abiertas. Sería tiempo de hablar, dialogar, pedir disculpas y tratar de enderezar las cosas. ¿Es posible? ¿Soy ingenuo? Estamos a tiempo. Si algo aprendo a través de estos testigos del momento más negro de la historia española contemporánea es que la intolerancia destruye toda posibilidad para construir un largo y sólido futuro democrático. La intolerancia es como un gigantesco buldozer por entre las estrechas calles de un mercadillo musulmán: es imposible salvar nada. Hablemos, dialoguemos, expliquemos, aclaremos, disculpémonos si es menester, antes de desembocar en el sinsentido del insulto y la condena... por favor. Y aunque los jueces hablarán, nunca los jueces repararán las heridas del alma, es decir, de la ética.

19 de marzo de 2009, 0:26  
Blogger Aureliano Buendia ha dicho...

Os tengo que dar las gracias a todos por vuestros comentarios pues me ayudáis a mantener este blog con vuestra participación.

Especialmente me he sentido muy honrado con la exposición de nuestro amigo Leonardo. He leído su texto varias veces, y lo siento como si fuera la carta de alguien querido. Y lo es. Una carta calmada que me explica cosas, mientras me enseña a mirar despacito al mundo. Para entenderlo.

La primera entrada que escribí de este tema fue de indignación, la segunda de curiosidad, de querer conocer la verdad.

Hoy he leído el comunicado del Alcalde en el Blog de la Plataforma y me ha parecido que ni sí, ni no, ni todo lo contrario.

De él saco tres frases:

“Es falso que no hubiera inspección de arqueólogos”

“Es falso que diese orden alguna de continuar las obras para ocultar nada”

“Negar que me haya apropiado de ningún resto arqueológico”

Me alegro que se decidiera a hablar, en mi opinión su pueblo se lo merece.

Me hubiera gustado que hubiera sido más extenso. Sólo así no dejaría resquicios a ciertas dudas. Pero las respuestas las reserva para los de la toga, dice: “un asunto que está en manos de los tribunales, que son los que deben pronunciarse”.

Hoy me voy a la cama yo y mis preguntas:

¿Quiénes eran los arqueólogos?, ¿Emitieron un informe?
Dice que él no se apropió, ¿pero fue testigo de que otros lo hicieran?
Dice que no dio orden de que siguieran las obras, pero... ¿dio ordenes de pararlas?

Saludos noctámbulos.

19 de marzo de 2009, 23:39  
Blogger duendecilla ha dicho...

Amigo y admirado Leonardo:

Se que conoces aquello de que “la palabra es un arma cargada de futuro”, se que conoces aquello de que si “se calla el cantor calla la vida” y sobre todo se que conoces, la hemos cantado juntos, aquello que decía Paco Ibáñez de “...
Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural para los neutrales
que lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no ha tomado partido,
partido hasta mancharse.

Sabemos tu y yo, sabe todo el pueblo, posiblemente tu antes que muchos, lo que allí ha ocurrido...Ahora podemos escondernos en el uso “barroco” de la palabra, pero sinceramente ayudamos poco a nuestro pueblo adoptando esa actitud....

Juntos hemos compartido , cuando nadie se lo creía, que había que hacer algo por la historia de Gerena, juntos hemos compartido que mientras los políticos miraban para otro lado, nuestras raíces no daban votos (y eso nos indignaba)...Tu, yo y muchos gerenenses recordamos aquellas I Jornadas sobre la Historia de Gerena...Convenciste e ilusionaste a muchas personas (a mi el primero).

Ahora querido Leonardo no valen medias tintas , tu sabes lo que ha ocurrido, tu eres de los primeros que tuviste noticias de aquellas fotos que ahora son pruebas, ..
Ya es hora de rebelarnos, ya es hora y permíteme que siga con Paco Ibáñez, de aplicarnos lo de
Porque vivimos a golpes
porque apenas sí nos dejan
decir que somos quien somos.
Nuestros cantares no pueden ser
sin pecado un adorno;
estamos tocando el fondo,
estamos tocando el fondo

Tu querido y admirado Leonardo no puedes defraudarnos; esto no son lodazales, son puras realidades.
Quienes creemos en ti esperamos tu respuesta ...
Creo que es lo que haría Milani

20 de marzo de 2009, 22:09  
Blogger J. M. M. Limia ha dicho...

Con permiso Aureliano utilizaré tu ciberpitágora, esta entrada en concreto, para hacer dos comentarios que están aquí mejor que en la mía y a los que no se debe contestar.

Creo que te has pasado varios pueblos con tus amabilísimas palabras a mi última entrada. No les prestaré ninguna atención por absolutamente desmedidas, pero son cosas que quedan para siempre en el alma. Gracias.

Desde hace mucho tiempo ya (los años siguen pasando) hay dos cosas que definen para mí a una gran persona: una de ellas es respetar, e incluso ser capaz de defender, las opiniones de todos los demás seres humanos con honestidad, más allá de que coincidan, o no, con las tuyas. Mentiría si digo lo contrario, pero me ha sorprendido el amplio comentario de Leo. Yo no sé lo que tú conoces, Leo (parece que duendecilla, que es hermafrodita porque tiene nombre femenino y articula en masculino, sí), pero créeme que no me interesa. O mejor dicho, me interesa muchísimo, pero me interesa más tu decisión de no contarlo. Yo soy de los idiotas que normalmente prefieren una mala paz a una buena guerra, pero, como creo haber escrito hace poco, la puta realidad es tozuda y hay veces que te "obliga" a determinados vericuetos. La opción de caminar entre acantilados y farallones es, no obstante, personal y circunstancial, así que yo sólo puedo enviarte un abrazo, un saludo y el deseo de verte, con algo más de tiempo, para charlar sobre geología, sobre educación o sobre las tabernas de Gerena.

21 de marzo de 2009, 8:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

DICE:

"Me inquieta todo esto, el ambiente generado en nuestro pueblo"

"no me apetece mucho estos lodazales"

"¿Convivimos mejor con todo esto?

"Hay demasiadas heridas abiertas"

"Dialogar, pedir disculpas y tratar de enderezar las cosas"

"dialoguemos, expliquemos, aclaremos, DISCULPEMOS"

¡Qué bonito! ¡Qué tolerante!
Quien toca poder, comprende al poderoso y lo disculpa.

Dejemos lo del yacimiento, no es tan valioso, no tiene importancia. Queramosno, marchemos todos juntos por las hachas avenidas de la paz y la tolerancia.

Eso sí, si despiden a mi mujer de la escuela de adultos, monto el pitote. Manifestación, corte de calles, pancarta frente a la sede del PSOE... En la vida hay que saber distinguir lo verdaderamente importante.

21 de marzo de 2009, 11:53  
Blogger Charly García ha dicho...

A lo mejor me salgo del tiesto, pero si a lo que se llama paz es a asumir el silencio. A cerrar los ojos ante los abusos del poder, solo le digo una cosa. Unas palabras que no son mías sino de alguien a quien respeto profundamente y todos conocéis.

"Prefiero morir de pie que vivir siempre arrodillado"

Un saludo y Aureliano, no dejes de escribir y decir lo que piensas.

22 de marzo de 2009, 15:40  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal