sábado, diciembre 26, 2009

Navidad de reventa

Pasaron y también vendrán; dos mil años de ingenios y medicinas.
De vacunas y canciones, de dentaduras postizas, de valientes y cobardes.
De bisturíes acomplejados, de besos con sal y vinagre.
Veinte siglos perros, brillantes y sarnosos.

Y siguen llegando, cada año, a llamar a mi puerta, una mujer en cinta sobre un pequeño asno, y un hombre que pide ayuda compungido, buscando un techo bajo el que pasar la noche, donde traer al mundo una esperanza nueva. Y le diré que no.

Se fueron, también vendrán; dos mil años de móviles y aviones.
De faxes y satélites, de misiles inteligentes, de guerras preventivas sin supura.
Doscientas décadas rompiendo y remendando corazones.

Y cualquiera de estas noches, con sus cielos sin colores, nacerá entre las bestias, mientras el agua golpee el papel metálico de la chabola, aquel que venga sin su pan bajo el brazo, porque yo lo revendí.

Nota: El de la foto era yo.


Etiquetas:

5 comentarios:

Blogger kinisantos ha dicho...

Hola Aureliano!!

Desde luego, estas muy propio en la foto...!!

Un saludo y Felices Fiestas...!!

26 de diciembre de 2009, 9:38  
Blogger La sonrisa de Hiperión ha dicho...

Criaturita... si es que un belen viviente.... pues.... tiene un polvo... jajajaj

Saludos y un abrazo enorme.

26 de diciembre de 2009, 10:22  
Blogger Carlos G. de Castro ha dicho...

Buenas palabras.

Un saludo Aureliano y felices fiestas.

26 de diciembre de 2009, 14:25  
Blogger DANI ha dicho...

Has tejido un texto fantástico. De verdad de la buena. Es fantástico.

Un abrazo y Felices fiestas para los tuyos

27 de diciembre de 2009, 23:53  
Blogger Ars Natura ha dicho...

El de la foto eras tú? de verdad? y no tenías frío en Diciembre con tan poca ropa? y el de la barba quién era? un talibán? jejejeje

Felices Fiestas.

29 de diciembre de 2009, 20:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal