viernes, mayo 20, 2011

Una oportunidad dentro de dos días


En estos días previos a las elecciones quiero hacer unas breves reflexiones personales.

Creo que este 22 de Mayo el objetivo no nos debe cegar. Lo que se odia, a veces, puede que no nos deje ver lo que se quiere, como esa frase de la leña que no dejaba ver el bosque (o algo así). Digo esto porque lo realmente importante no es castigar sino dar el mejor uso a nuestro voto.

Tenemos una oportunidad dentro de dos días y tonto será del que no la aproveche; habrá quien quiera aplaudir; respetable, pero otros queremos patalear, y no nos quedaremos satisfechos con un simple tirón de orejas; muchos pensamos que hay que ir a votar para bajarlos del pedestal (esto es lo que dicen, por ejemplo, los del movimiento 15M), para tirarlos abajo con la elegancia de un voto, y adiós muy buenas; pero para poner a otros, esa es la democracia; habrá que poner a otros para que haya una posibilidad, una esperanza, a nuevas formas de hacer política. Y dentro de esto estoy hablando de todo; de cómo plantear un urbanismo responsable y solidario, lejos de banqueros, especuladores y corruptelas; de cómo fortalecer los servicios públicos, y que sean públicos de verdad; de repartir los derechos y también las obligaciones, de que paguemos todos (si se puede), pero más el que más derrocha y el que más tiene; de cómo favorecer a los desfavorecidos, de crear nuevos cauces para que la cultura fluya, para que la participación crezca, para que, como dijo Eduardo Galeano, la televisión sea un electrodoméstico más, como el micro hondas o el tostador y así ser más libres; para que demos valor a las cosas que realmente lo tienen; la palabra, la educación, las relaciones personales, la salud, nuestro patrimonio natural, la biodiversidad que es más importante y produce más riqueza que la explotación de los recursos naturales a costa de acabar con ellos.

El objetivo no debe ser que estos pierdan; el objetivo debe ser que otros distintos ganen, por eso es tan importante votar. Votar, votar; es nuestra obligación participar, y poner a nuevas gentes para que hagan nuevas cosas, para que no perdamos la ilusión en la transformación de nuestra sociedad. Y para esto el voto debe ser libre, una decisión sin cortapisas, madura y responsable de cada persona, una respuesta crítica donde lo importante no es ganar sino creer en lo que se vota. Y hacer que este maltrecho barco vire hacía un reparto más justo de todos nuestros bienes, una sociedad en todos los sentidos más solidaria. Por nosotros y por todas las próximas generaciones.

Esto es lo que quería decir. Que la inteligencia reparta suerte.





--------------------------------

Etiquetas:

3 comentarios:

Anonymous jmmlimia ha dicho...

Es un auténtico placer discrepar contigo. Pena enorme y negra que haya estúpidos que vean aquí cédulas integristas con estrategias orquestadas.

20 de mayo de 2011, 8:44  
Anonymous El Geronto Voto ha dicho...

Hola he venido a alterar las elecciones, yo el Geronto Voto, llevando a votar dnis de personas que ya no son dueñas de sus facultades, lo mismo consigo que no cambie nada :)

20 de mayo de 2011, 12:03  
Blogger DANI ha dicho...

No creo que inteligencia sea lo que le sobre a este pais Aureliano...


Un abrazo enorme

20 de mayo de 2011, 19:20  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal