miércoles, junio 18, 2008

Seré...


Hoy estoy de suerte, llegó el día de mi mutación.
Puedo por fin ser otra cosa.
Elegir mi próxima reencarnación.

No quiero con este cambio, que me hicieran algún reproche.
Seré una luna quebrada. Unos ánsares, volando en la noche.

Seré trigo secando. Seré un chopo, de plata, en el arroyo.
Seré una piedra antigua. Una puñado de habas dentro de un hoyo.

Seré un joven barbo y, sobre éste, una abubilla cantando.
Escuchada por un galápago tendido al sol, y una cigüeña pescando.

Seré la zarza, tapando la cueva. Nido de cucujá entre terrones.
Una vieja cancela. Un frondoso limonero, cargadito de limones.

Prefiero ser esa estrella brillante. O planeta que tu descubrieras.
Y dentro un laberinto de besos, para que tu te perdieras.

Podría ser bichito que entrara por tu ventana.
Encontrarte desnuda y comerte a bocados, como a una manzana.

Seré la tela de araña de tu soberao.
Para pegarme a tu pelo. Para dejarlo enredao.

O seré ese espejo curioso, encerradito en tu mano.
Pues ya me cansé de ser hombre y ahora quiero ser humano.

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger francisco romero ha dicho...

Pues yo, sin dudarlo, me reencarnaría en superhéroe mundial, pero no del tipo superman, batman... Mi función sería conseguir eliminar el hambre de todo el mundo, incluso la palabra del diccionario (algo exagerado). Eliminaría todo tipo de violencia, desde la violencia de género hasta las guerras de Irak... Haría una limpieza en la tierra y daría igualdad a todos y cada uno de los habitantes de la tierra. Protegería toda la naturaleza del mundo y cerraría el agujero de ozono...Todo esto suena a algo inimaginable ¿verdad?, pero todos y cada uno de nosotros podemos sentirnos así si hacemos lo más mínimo por ayudar.
Un saludo A. Buendía.

18 de junio de 2008, 8:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal