lunes, enero 11, 2010

¿Dolor justifica dolor?


Somos una especie distinta –que no superior- porque si hacemos daño podemos sentirnos culpables. Sin este importante matiz los hombres y las mujeres no tendríamos, en importancia, diferencia a destacar, evolutívamente hablando, con la mosca del vinagre. Si usted no es capaz de sentirse culpable cuando causa dolor entonces, perdone, pero mal lo trató la evolución. ¿Tantos millones de año para qué?

Hablo de esto pues llevo un tiempo rumiando el asunto de la tortura.
Los defensores de ésta afirman que si, por ejemplo, se coge a un terrorista, que tiene una bomba escondida en un sitio donde puede matar a personas, y este hijo de su grandísima madre no quiere soltar prenda de dónde guardó el chisme, estaría justificado hacerle la manicura, alicate en mano y sin anestesia, para que hablara y así se salvaran las inocentes vidas. El fin justifica los medios.

Por este mismo principio si un claro sospechoso, una vez detenido, no empieza a cantar por bulerías, fandangos y seguirillas se le podría aplicar en los huevos unos cuantos vatios made “Sevillana Endesa” y así animarle al cante.

¿Seguimos pensando que el fin justifica los medios? ¿Dónde estaría el límite? ¿Quién lo pondría? Dichoso límite de las cosas, siempre importunando.

Hay veces que parece justificado aplicar la tortura pero... ¿Estaría dispuesto a admitir que es necesario la destrucción de aquellos valores más importantes del ser humano para conseguir el bien? Pues no.

Y sé que la tortura esta extendida por todos los países del mundo. Y cuando digo en “todos” no piensen que me pasé. Para que exista tortura sólo se necesita un débil, un pobre, un discriminado... y un poderoso, un fuerte, un desalmado capaz de administrar dolor sin que luego se sienta culpable.

Lamentablemente la tortura es una epidemia que coexiste con nosotros desde que creimos dejar de ser animales. Somos el único ser vivo capaz de reír, también el único capaz de llorar, pero sobre todo somos, tristemente, la única especie sobre la faz de la Tierra que puede disfrutar torturando.

Etiquetas:

2 comentarios:

Blogger Jaht ha dicho...

Muchos de quienes causan dolor lo hacen porque han sido torturados. Una razón más para acabar con la tortura.

El camino seguido por los "poderosos demócratas del mundo" para luchar contra el terrorismo: ni es correcto, ni siquiera pragmático; y ellos lo saben.
Los gobiernos utilizan los sistemas del miedo porque confían más en la represión que en la justicia social; obtienen más dividendos.

11 de enero de 2010, 17:21  
Blogger Aureliano Buendia ha dicho...

Amigo Jaht: Tristemente Amen.

19 de enero de 2010, 23:23  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal