jueves, diciembre 16, 2010

Hay dos tipos de hombres


Hay dos tipos de hombres; los que prefieren para un duelo la espada y los que prefieren la pistola. (Sugerencia para un duelo: ponerse de acuerdo.)

Los hay que usan colonia a diario, y los hay que en su vida.

A los que le gustan más las mujeres maduras, y los que las prefieren jovencitas.

Hay hombres que mean (o se la menean), con la mano derecha, otros con la izquierda. Esto no dice nada de las personas, pero cuando un hombre te da la mano, no es lo mismo que te brinde la que también usa para arrascarse los huevos que la que usa para la higiene nasal. Lo digo porque quizás ese sea el verdadero significado de darse las manos entre los hombres; es decirse: "que sepas amigo que no me importa tocarte la mano con la que también te tocas la picha, pero, vamos, yo también me la toco con ésta".

Hay cosas muy importantes para los hombres, pero también otras que lo son menos; por ejemplo los hay que saben para qué sirve esa escobilla pequeña que está junto al vater, otros que si la han visto no se acuerdan.

Hay hombres que tienen trabajo, otros están en paro (y jodidos). Clasificación triste.
También los hay, afortunados, que tienen pagas extras por verano y Navidad, y los que las tienen prorrateadas, (prorrateadas significa que no las tienen). Creo que, para el hombre que no tiene paga extra, la Navidad es de otro color... Como más parecida al resto del año, sólo que con más puñaladas.

Hay dos clases de hombres; a los que les gusta el Corte Inglés para ir a comprar y a los que sólo les gusta del Corte Inglés sus dependientas; los que mandan a sus amigos correos de tías en pelotas, y los que mandan infumables propagandas politiqueras; los que dicen lo que piensan, o los que venden lo que piensan; los que cuando escriben te tocan el alma, y aquéllos que cuando escriben te la manchan.

Hay hombres que se aprenden las funciones de los electrodomésticos; de todos los chismes. Que son capaces de entender sus manuales: del móvil, del DVD... de todos menos el de la plancha. Hay otros -ése es mi caso-, que si algo no funciona por la inercia lógica del encender y el apagar, pues no sabemos (ni queremos).

Hay dos tipos de hombres; a los que le gusta la cerveza, y los que carecen del sentido del gusto; l
os que se vuelven locos por un bocadillo de jamón y los que nunca lo probaron; los que saben encender una chimenea o una hoguera en el campo, y los que sin las pastillas para encender la barbacoas prefieren llamar al Telepizza.

El otro día me dijo mi hija que yo era un hombre que no se reía -También eso sirve para clasificar a los hombres-. Esa frase de mi hija la sentí como un golpe -como un golpe bajo-. Alguien alguna vez dijo que los borrachos y los niños dicen siempre la verdad... Sin duda me estoy convirtiendo en esa clase de hombres que cada vez se ríen menos.






Etiquetas:

6 comentarios:

Blogger Harry Villegas Pombo ha dicho...

En realidad sólo hay tres clases de hombres los que saben contar y los que no.

17 de diciembre de 2010, 20:01  
Blogger DANI ha dicho...

Jodida afirmació la de tu hija. A mi aún no me lo ha dicho, pero siempre me pregunta que me pasa cuando me ve cara de preocupado. Si hace eso con 4 años, no quiero ni pensar en sus 14 ;)

Un abrazo enorme

19 de diciembre de 2010, 22:43  
Blogger DANI ha dicho...

Repito comentario para felicitarte las fiestas.

Un abrazo enorme

25 de diciembre de 2010, 23:12  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hay 10 clases de hombres, los que saben binario y los que no

27 de diciembre de 2010, 4:59  
Blogger Mónica ha dicho...

Es cierto que hay muchos tipos de hombres,pero yo los distingo en dos, los que a pesar de sus pensamientos, gustos, ideales... son ellos mismos y los que no.

La sonrisa es el regalo mas hermoso que siempre le puedes hacer a las personas, cuando sonries, transmites un millon de cosas, y haces sonreir al otro.

:)

10 de marzo de 2011, 11:06  
Anonymous Antonio ha dicho...

Querido primo.
Hay muchas clases de hombres pero ninguno como los niños. (Que pena)

30 de junio de 2011, 23:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal