miércoles, mayo 13, 2009

Una Actuación Impresionante.




Señoras, señores, con todos ustedes, y por un breve periodo de tiempo antes que prosigan en una larga gira por África, el gran cuarteto del momento.


Actuarán en los más altos escenarios; en ramas, cables, en los postes de la luz, en los cordeles de la ropa.



En esta ocasión nos deleitarán con la obra “ Apetito en Primavera“.



Con todos ustedes el gran cuartero;



!! Los Tenores Golondrinos !!





Cantan a la vida. Cantan al futuro. Les importa bien poco el paro, el Euribor, el ipc, y la madre que parió al gobernador del Banco de España. (Suerte que tienen)


Su aspiraciones; vivir, reproducirse y volver. Volver a Gerena cuando se marchen los fríos.




(Abajo la foto con la directora del cuarteto)



Sin duda, les ha merecido la pena la entreda.


Una actuación impresionante.

Etiquetas:

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Por suerte siempre hay algo que nunca cambia, es la misma funcion todos los años. Es la alegria de la primavera que se abre paso al margen de las preocupaciones de los hombres. Por suerte.

14 de mayo de 2009, 8:07  
Blogger LEONARDO ALANIS ha dicho...

...infinidad de barítonos, tenores y cantores, sí. Pero, sobre el escenario y sus aledaños, como en un concierto moderno, toneladas de residuos nos recuerdan el precio de la contemplación de la belleza, del disfrute del espectáculo de la vida. ---Perdona este borrón en la hermosura de tus fotos, pero, hoy, al salir del Instituto, debí pisar una vez más el incómodo regalo que nos dejan los artístas que actúan cada día desde las varias decenas de teatros de la ópera a los que damos cobijo en nuestros soportales y balcones.--- Con todo, apuesto por la belleza de su vuelo y la alegre y nerviosa armonía del trinar de nuestras amigas.

14 de mayo de 2009, 18:29  
Blogger Aureliano Buendia ha dicho...

Y pensar que, lo mismo, desde que vivíamos en cuevas, luego en chozas, luego en casas de adobe. En mezquitas, sinagogas, iglesias, castillos, incluso en hogares inteligentes y domóticos, siempre estuvieron ahí. Siempre nos buscaron para poner sus nidos, y nos acompañaron siglo tras siglo, en el baile de las estaciones, recordándonos la rueda de la vida. Y quitándonos mosquitos y otros malandrines.

Compañeras golondrinas, vuelen, críen, coman y vuelvan pero, por favor, si es posible, caguen ordenadamente.

Un saludo amigos.

14 de mayo de 2009, 23:14  
Blogger tartésico ha dicho...

Con esos trajes negros recuerdan a los Il Divo. Pero menos pijos.

15 de mayo de 2009, 16:32  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal