domingo, enero 17, 2010

Negro sobre negros

Hay una madre sin hija y una hija sin madre.
Un padre sin familia y una familia sin padre.

Hay un perro ladrando y un bombero que escucha a alguien.
Hay secas voces que terminan en mil gemidos que no ve nadie.

Hay por el suelo tirados esperando a que los entierren,
dientes, manos y pies de muertos, cadáveres negros sin ninguna suerte.

Hay, entre el hedor de la carne, vivos sin billetes y sin viajes.
Vidas guarnidas por escombreras, ruinas rotas y muladares.

Y sabemos que el pobre más pobre aun tiene algo por perder.
Que siempre hay un escalón más abajo y un daño más hondo por padecer.

Que ni Dios, ni justicia, ni razones. Que sólo ruina y tierra quemada.
Que el polvo viene con sed de niños, que el cemento pide su pago en lágrimas.

Negro sobre negros. Negra noche y negro duelo.
Negro terremoto matando a pobres negros.

Etiquetas:

12 comentarios:

Blogger Belén ha dicho...

Sin duda, el mundo está conmocionado por el terremoto y las imágenes de Haití... en un mes nos olvidaremos, de eso también no me cabe la menor duda...

Besicos

17 de enero de 2010, 17:30  
Blogger DANI ha dicho...

Jodida y mierdosa vida de perros. Te lo dice un geólogo que esta harto de ver normativas sísmicas que todos se pasan por el forro y que hasta hoy nada ha hecho por evitarlo.

Viviré con mi pena.

Un abrazo solidario.

17 de enero de 2010, 18:06  
Anonymous Charino ha dicho...

Que bonito escribes siempre das en el centro con unas maravillosas palabras q te salen de dentro Gracias por expresarte tan bien besos

17 de enero de 2010, 22:21  
Blogger Antonio ha dicho...

Una cosilla sobre Haiti, ¿antes del terremoto no habia pobres ni muertos de hambre? Tiene que pasar esto para que nos demos cuenta y para actuar.

Enhorabuena por tu escrito igual que siempre IMPRESIONANTE.

18 de enero de 2010, 15:45  
Blogger Pelayo ha dicho...

Negro sobre negros, pena sobre penas.
Jodida madre naturaleza que casi siempre castiga a sus mismos hijos.

Un abrazo Aureliano.

19 de enero de 2010, 10:23  
Blogger Carlos G. de Castro ha dicho...

Hola Aureliano.

Este es uno de los mejores poemas que te he leído. Un bonito homenaje a las víctimas de Haití. Esperemos que la solidaridad internacional se extienda más allá de la reconstrucción.

Un saludo.

19 de enero de 2010, 16:01  
Blogger Mónica ha dicho...

Una vez mas muy hermoso,lo demás sobra.

Un abrazo

19 de enero de 2010, 20:45  
Blogger Jaht ha dicho...

Se agotan los epítetos que tienen que ver con la mala suerte. Hace falta sembrar algo más que titulares en una tierra desaprensiva, una tierra sin Dios pero minada de infiernos. ¿Alguien hará algo? La solidaridad da sentido a la vida.

19 de enero de 2010, 21:42  
Blogger Aureliano Buendia ha dicho...

Agradezco sinceramente vuestras palabras.

Quiero repetir algunas, para así subrayarlas:

Belén: "En un mes nos olvidamos"
Dani: "Viviré con mi pena"
Charino: "Maravillosas palabras que salen de dentro"
Antonio: "¿Antes no había muertos de hambre?"
Pelayo: "Madre que castiga siempre a sus mismos hijos"
Carlos: "Que la solidaridad se extienda"
Mónica: "Lo demás sobra"
Jaht: “Tierra sin Dios pero minada de infiernos”

Un abrazo, volved siempre.

21 de enero de 2010, 0:08  
OpenID salvadorpliego ha dicho...

Bravo por este poema. Te felicito.

Un placer leerte.

22 de enero de 2010, 18:40  
Blogger La sonrisa de Hiperión ha dicho...

Amigo, negro en colores negros...



Saludos y un abrazo enorme.

22 de enero de 2010, 19:01  
Anonymous Anne ha dicho...

Es una pena, siempre ocurren estas cosas en zonas que ya están bastante castigadas y lo malo es que lo peor no ha pasado. De una admiradora de tu pag que es la primera vez que escribe un comentario pero que te lee desde hace bastante. Un saludo.

22 de enero de 2010, 21:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal