martes, marzo 09, 2010

La tierra que estercolas


- ¡Eh tú! ¿Has nacido aquí? ¿Eres forastero? ¿Pero de dónde vienes, de Sevilla?
Ah, entonces eres un Sevillano finolis, un enterao vamos.
Ah, no... ¿De Málaga? Entonces uno de esos que quieren la capital de Andalucía.
Mira... te digo una cosa: Sevilla es Sevilla...
Ah... Me dices que eres de más lejos; ¿No serás de Cataluña? Joder ¡Catalán! ¿Por qué no te quedas en Cataluña con tu independencia?
Ah... perdón, ¿Qué eres franchute? Pues que sepas que este país es mío. No creas que vas a venir aquí creyéndote alguien.

¿No eres francés? ¿Eres rumano? ¿Ruso? Ya lo decía yo por la pinta; ni vistes como yo, ni hablas como yo; es más, creo que hasta hueles diferente. Sí, sí, no me gusta tu olor, ni la forma en que te atas los zapatos. Oye fulano, que sepas que este pueblo es mío, así que ya sabes; carretera y manta, que estás sobrando. ¡Pues sí que has venido lejos a enredarla!

Tú no debes ser de Europa tío, porque Europa es mi tierra, yo soy europeo y aquí ya somos muchos como para tener que meter a más gente. Porque tú eres distinto. En fin, creo que lo pillas ¿No? Que este pueblo es mío, y que primero yo, porque soy el amo de este pueblo, porque lo que ves es mío.

No te puedes quedar; bueno, si vienes a comprarme una casa quizás, que si tienes dinero la cosa cambia y puedes pasar, pero si estás tieso, si lo que vienes es a sobrevivir, para eso ni lo intentes, que verás que caro nos vas a salir; pues te tendremos que curar si enfermas; pues se te tendrán que educar a los niños y además, si te has planteado quedarte por aquí no puedes hacerlo si vistes distinto, si rezas distinto o si tu pelo está peinado de atrás para delante en vez de delante para atrás; que va tío; aquí todos tenemos las mismas costumbres; vestimos igual, comemos igual, cagamos igual. ¿A ver si te crees que vas a venir a un sitio que no es tuyo y vas a hacer lo que te dé la gana? Qué va tío estás muy equivocado, aquí se viene a obedecer a los amos y ya te he dicho que este pueblo es mío, de todos los que hemos nacido aquí.
Vuélvete a tu país que además me da la espina que tu vienes a robar; a quitarme mi tierra, mi trabajo, a corromper a mis hijos, a abusar de mi hospitalidad. Seguro que tú tienes la culpa de todos los problemas que me pasan; el paro, la delincuencia, la pobreza... No te puedo explicar por qué pero mira tío alguien tiene que cargar con el mochuelo y, ¿Sabes? Tú encajas que ni pintado; la gente como yo no nos complicamos la vida; nos gusta simplificar, así que mira tío que hay paro; por tu culpa, y delincuencia; por tu culpa, y todo marcha mal porque tu quieres quitarme mi tierra... Además te digo una cosa: no pienses que me voy a dejar convencer; tú lo que quieres es robarme lo que es mío, has venido a eso a robarme mi patria.

¿Cómo? ¿Qué eres de una isla con forma, color y olor de mojón gigante en medio del Pacífico?
¿Qué además es de la corona española?
¿Qué tu piel es oscura porque te tocas los huevos al sol de cinco a siete?
¡Joder, haber empezado por ahí!
Estás en tu casa tío. Vamos a tomarnos unas cervezas amigo. Qué digo amigo; hermanos de sangre.
En este pueblo tienes las puertas abiertas, somos gente de lo más acogedora.

¿Cómo dices que se llamaba tu isla?

¿San Mojón?

¡Qué placer tener una España tan grande!

Etiquetas:

7 comentarios:

Anonymous Jose Juan del Valle Ramirez. ha dicho...

"Todo aquél que desee sinceramente la paz y la justicia internacional debería renunciar de una vez y para siempre a lo que se llama la gloria, el poder y la grandeza de la patria, a todos los intereses egoístas y vanos del patriotismo".

Mijail Bakunin.

9 de marzo de 2010, 9:57  
Blogger Belén ha dicho...

Olé que persona más transigente...

;)

Besicos

9 de marzo de 2010, 13:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

MI PATRIA ES MI SANGRE , MI RAZA Y MI CULTURA

9 de marzo de 2010, 20:45  
Blogger DANI ha dicho...

Gracias por la tolerancia, te lo dice uno de esos a los que llaman "Puto Catalán". Si todos fueramos más amables no existiria el odio al gentilício.

Un abrazo grande

9 de marzo de 2010, 22:50  
Blogger Jaht ha dicho...

.....Pero yo no soy ni racista, ni clasista, ni "sarnófobo" de esos; lo que pasa que uno ya está cansado de los muertos de hambre que vienen a robarte el pan y es que los primeros "semos" los "d'aquí". Porque otra cosa era cuando "nusotros" emigrábamos, que yo también estuve en Alemania encañando salchicas, pero es que los españoles éramos diferentes y en "toas" partes nos apreciaban: por trabajadores y buena gente...y además teníamos papeles, no sabíamos qué decían, pero los teníamos....y bla, bla, bla, bla...¡"Ponmos" otro vinillo sudaca!.

¡Puta miseria la del pobre contra el pobre; la del siervo sacando lustre, con la lengua, a las botas del amo; la del ignorante sin conciencia y sin memoria. Puta miseria la del que no aprende de su propia indignidad!
Quisiera para las patrias el mismo destino que para las religiones: un lugar sin acceso para los hombres.

Aquí se decía: "Nacer en Extremadura y morir en cualquier parte".
Saludos desde uno de los pueblos más nómadas de la historia y posiblemente uno de los más xenófobos: Extremadura.
Las incongruencias del ser humano no tienen límite.

10 de marzo de 2010, 14:31  
Blogger José Manuel Martínez Limia ha dicho...

Ni la estupidez.

Ahora bien, Aureliano, yo dudo que uno de éstos que piensan que "los españoles primero" admita que un saharaui o un guineano, ambos con DNI, sean españoles.

10 de marzo de 2010, 16:07  
Blogger La sonrisa de Hiperión ha dicho...

Estoy de acuerdo con unos de los anónimos de arriba. Mi patria es aquella que se comparta al son de dos manos hermanas. El resto es pinchar banderas en la tierra, y hacer fronteras, con espino.


Saludos y un abrazo enorme.

14 de marzo de 2010, 11:23  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal