sábado, febrero 02, 2008

La madre del Panza Arriba.





Campanas de Gerena que anunciáis la muerte.
Por el Barriohondillo, por la Brujera y la Fuente.
Ya corren por las esquinas vuestros rumores de difunto.
¿Quién se habrá muerto?. ¿Quién marchó al otro mundo?


Campanas de la Iglesia, llantos de invierno y tardes frías,
mañanas llorosas de otoño, soleadas lágrimas al medio día.
Baten las notas sus alas, cuales cuervos de la ruina.
Anuncian el fin de la historia, pues se acabó, se apagó una vida.


¡Por fin alguien se enteró en la Plaza!.
Nos dejó la madre del Panza Arriba.
Esa que estuvo muy mala antes de la partida.
Sí, ¡la abuela de tu amigo el Prenda!. ¡Niño! ¡la mujer del Morcillita!
Que vive allá por la Lonja, en la calle de Dolorcitas.
¡Me cagon la ma que torpe! ¡una que es mu de arriba!


Y que más da quien nombren, se va una que estuvo antes viva.
Anunciada por nuestras campanas, y por su triste melodía.
Desparramando el pesar por los campos, por el Pilón, por la Azoteilla.
Triste canción de campanas, pregoneras de despedidas.



A. buendía.

Etiquetas:

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal